el blog de cocotto

25 mar. 2014

Lo que de verdad importa

Se me quedó grabado cuando hace tiempo lo leía por primera vez: Las personas vivimos como si fuéramos inmortales. Y a partir de ahí no he dejado de verlo escrito en todas partes.

Y bien, algunos que me conocéis, sabéis que por fin, desde algún tiempo, he dejado de hacer tantas listas, miles de planes y buscar o posponer lo mejor a mañana para vivir más el hoy.
Será por aquella frase o por las cosas difíciles que han sucedido en los últimos meses, que quiero recordaros a todos lo de siempre, lo que de verdad importa. Y eso a riesgo de que me volváis a llamar pesada y de que Tú vuelvas a decirme tan irónicamente que es que yo vivo "demasiado happy". 

Pero sigo pensando que pronto olvidáis, y demasiado a menudo, esas pequeñas cosas. Qué dejéis de lamentamos por las cosas vanas, que hay que valorar cuándo y cuánto se tiene y no cuando se ha perdido. Que para ver cambios hay que poner soluciones y no quejas, que lo único que vale la pena es la familia, el amor y la salud. Que hay que huir de la gente tóxica. Que el dinero que se suda vale más y que el otro pudre a muchas personas. Y que lo verdaderamente importante es como vosotros os sintáis y no lo que la gente piense.

Como dice la canción "Lo que importa son los besos... besos", y que además son gratis, coño! De verdad que no lo entiendo... y algunos seguís pegándoos totes contra la misma pared.


Y pensando en ello no encontraba las palabras para explicarlo al mundo una vez más, pero casualidades de la vida ayer llegó a mis manos este post que no quería dejar pasar,  ni dejar de compartir con vosotros, para deciros una vez más que: